Tortitas de queso con miel

   La verdad es que no sabemos muy bien si traducir el nombre original, sebadas, por "tortitas" o "tortillas", porque la propuesta adopta una forma intermedia. 
   Se trata de tortitas muy esponjosas preparadas con queso y harina y bañadas en miel, muy típicas de algunas zonas de Cerdeña. La sal del queso y el azúcar de la miel viven en perfecta armonía en esta receta.


"Sebadas"
(para 6 personas)



  • 300 gr. de harina de sémola
  • 150 gr. de queso de oveja fresco
  • 200 gr. de miel
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • sal


  1. Formar un volcán con la harina sobre una superficie lisa, abrir un huevo en el centro donde pondremos el huevo, el queso rallado, una pizca de sal y el agua que nos vaya pidiendo. Trabajar con las manos hasta obtener una masa homogénea, tierna y elástica.
  2. Preparar con la masa bolitas de unos 3 centímetros de diámetro (formamos primero cilindros de un grosor medio, los cortamos en trozos pequeños y les damos forma circular con la palma de la mano).
  3. Extender cada bola, pasándola por harina y presionando con la mano hasta convertirlas en tortas de 3 o 4 milímetros de espesor.
  4. Poner al fuego una sartén con abundante aceite de oliva, hasta que humee, y echar las tortitas. Retirarlas cuando se doren y dejar que escurran sobre un papel absorbente. Aderezar con un poco de miel antes de servir.

De oveja o de vaca. El queso de oveja manda en las elaboraciones de recetario sardo. Para este postre necesitamos que el queso sea muy fresco, porque los queso más curados darán un sabor demasiado fuerte a las tortas. También podemos preparar las tortitas con queso fresco de vaca, como el de Burgos, e incluso con requesón, aunque habrá que revisar las cantidades de harina y agua necesarias para hacer la masa.


   Si te ha gustado la receta y quieres ver otras similares,
 visita ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darnos tú opinión.