Un consejo para el viernes de Yolanda Vidal


Agua caliente con limón

   Una taza de agua caliente con medio limón exprimido es una excelente forma de revitalizar tu cuerpo por la mañana y de solucionar problemas de estreñimiento sin tener que recurrir al uso de laxantes. Al ser ligeramente diurético, efectúa una pequeña limpieza en tu interior que te ayuda a eliminar las toxinas del día anterior acumuladas en tu organismo. 
   Es importante que le des tiempo para que haga su efecto; por tanto, después de tomarlo espera al menos diez minutos antes de comenzar con el desayuno. Si su sabor te resulta demasiado ácido, puedes añadirle media cucharada de miel.

Si te ha gustado los consejos que aquí se dan, puedes visitar el apartado de ...


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por darnos tú opinión.